Antwerpse Kathedraalconcerten vzw

El órgano clásico de Metzler (1993)



Introducción
El órgano clásico de Metzler fue construido en 1993. Fue patrocinado por Agfa-Gevaert Co.Ltd. y por Bayer Antwerpen Co.Ltd. Tomó un cierto tiempo llegar a una decisión para instalar o no un segundo gran órgano en la Catedral de Amberes. La Catedral, después de todo, tenía ya el magnífico órgano de Schyven con sus 90 juegos. La decisión para agregar un segundo órgano refleja alguno de los cambios importantes que han ocurrido en años recientes con respecto al Culto Divino, y también con respecto a los conciertos de la música que se llevan a cabo en la Catedral. La liturgia de hoy invita al contacto cercano entre el altar, el coro y el órgano. Este era un tema difícil con el órgano de Schyven, estando el mismo remotamente ubicado en la tribuna en el extremo oeste de la Catedral. En épocas recientes, hemos visto un cambio en la interpretación y registración de la más antigua música de órgano en particular. A la luz de esta nueva tendencia llegó a estar cada vez más claro que el órgano romántico de Schyven debe ser considerado como un instrumento ideal para la ejecución de la música sinfónica de los siglos XIX y XX. El instrumento realmente no fue diseñado para la más antigua especie de música clásica o barroca en mente. Esta necesidad llegó a ser muy importante mientras el número de los recitales de órgano comenzaba a crecer. Mucho se habló de la necesidad de un segundo órgano, del diseño clásico, de satisfacer los requerimientos de los organistas que deseaban ejecutar la especie más antigua de música barroca.

La especificación básica
No es realmente posible cubrir un repertorio musical de más de seis siglos, uniformemente con dos instrumentos. Por lo tanto la especificación principal para el segundo órgano se convirtió en un tema de delicada evaluación. Una consideración importante era que el instrumento debía satisfacer principalmente la ejecución de la música de J. S. Bach. En el análisis final la especificación principal culminó en una combinación de estilos franceses y alemanes. Existen bastantes instrumentos históricos de este tipo, los cuales han probado su valor. El constructor del órgano fue designado por los méritos de su experiencia general como así tan bien por su capacidad para resolver los mayores niveles de exigencia en términos del valor técnico y artístico. Una evaluación cuidadosa de un número de candidatos internacionales condujeron a la selección del constructor suizo de órganos, Metzler Orgelbau de Dietikon.

Se decidió que el órgano sería ubicado en la galería meridional del coro. Esta es la misma localización en donde el gran órgano de la Catedral fue instalado a fines de 1700. La acústica resultante es excelente. La posición y la altura en la cual el órgano está ubicado permite que el sonido fluya libremente a través de la Catedral.

Construcción del órgano de Metzler
El nuevo órgano está alojado en dos cajas grandes, con las vigas y el revestimiento hechos de roble sólido. El ventilador eléctrico y la secreta están situados en una cubierta separada, colocada detrás del órgano. El órgano tiene tres manuales y pedalera. La consola está construida dentro de la caja principal. Las teclas blancas se han recubierto con hueso. Las teclas negras y los tiradores de registros, delicadamente labrados, se han hecho de ébano. El órgano tiene

45 juegos

, con un total de 3.322 tubos. El instrumento tiene tracción mecánica para todos los teclados. La acción de los registros es enteramente mecánica. La estructura del frente del órgano refleja el modo en el cual el órgano se ha construido por dentro. (Este no es el caso con el órgano romántico de Schyven).Todos los tubos montados en la fachada del órgano de Metzler forman parte de la familia de principales.

Estos tubos han sido fabricados usando una aleación con alto contenido de estaño. Esto les presta gran claridad de sonido y también considera su fino aspecto. Los tubos internos del Gran Órgano ("Hauptwerk") y aquellos del Pedal se han colocado detrás de las filas más bajas de tubos frontales. Un número pequeño de estos tubos comparte juegos comunes, debido a ciertas limitaciones en espacio. El Gran Órgano y el Pedal comparten así algunos de sus tubos más grandes.

El Gran Órgano ("Hauptwerk") contiene a los juegos más grandes y poderosos. No contiene muchos juegos de solo, y sirve a menudo para acompañar las melodías ejecutadas en el manual Superior ("Oberwerk") y en el Positivo de Espalda ("Rückpositiv"). Mientras que los juegos del "Oberwerk" son menos dominantes en términos de volumen de sonido, esta división contiene un número muy fino de juegos de solo. El "Oberwerk" es la parte más alta del órgano (aprox.18 metros sobre el nivel del piso). Con sus juegos puestos tan alto, el organista puede crear alguno de los efectos más atractivos del "eco"' que contrastan bien con el sonido de las divisiones más bajas.

El Positivo de Espalda ("Rückpositiv") está alojado en su propia caja separada, situado detrás del organista. Ha sido montado en la estructura del balcón. El Positivo de Espalda contiene un número muy fino de juegos de solo, que aparecen a menudo en música barroca alemana. El volumen del sonido no es dominante en sí mismo pero la "calidad es más importante que la cantidad" es quizás la expresión que mejor cabe al Positivo de Espalda. El sonido delgado, y a veces penetrante de sus juegos de solo es distintivo y agradable.

Los juegos de lengüeta en el órgano de Metzler son un tema de particular interés. La elección de lengüetas es siempre una cuestión de cuidadosa evaluación al especificar un órgano que combine estilos franceses y alemanes. Las lengüetas francesas son más poderosas y brillantes en sonido, comparadas a sus correspondientes alemanas. Una desventaja de las lengüetas francesas sin embargo es su tendencia a perder potencia en los tonos más altos. Las lengüetas alemanas en comparación tienen un sonido algo más llano, más suave. El volumen del sonido sin embargo permanece bastante constante a través del rango completo de tubos. Las lengüetas alemanas se adaptan bien para ejecutar música polifónica. Fue convenido desde el comienzo que la especificación del órgano de Metzler debía contener juegos de lengüeta de diseño francés y alemán.
Los juegos de lengüetas sobre el Gran Órgano y Positivo de Espalda han desempeñado tradicionalmente un papel importante en la registración de la música barroca francesa. Es por esta razón que las lengüetas del Gran Órgano, el Positivo de Espalda, y también las del Pedal, son de diseño francés. La trompeta del "Oberwerk" por otro lado es de diseño alemán.
La Catedral de Amberes ahora tiene dos grandes órganos de tubos de calidad excepcional, cada uno de un diseño muy diverso. Esto permite elegir el instrumento más apropiado para la correspondiente ocasión. El órgano de Metzler será usado para los recitales característicos de la antigua música barroca, compuesta antes de ±1850. El órgano de Schyven será indudablemente la opción de cualquier organista que desee ejecutar música sinfónica romántica y moderna, compuesta después de 1850. Para el Culto Divino, el órgano de Metzler será el instrumento usado con más frecuencia durante la Santa Misa. Por lo tanto, como excepción que justifica la regla, las misas de órgano características de la música romántica pedirán el uso del órgano de Schyven. En el caso de recitales de órgano, la elección del instrumento dependerá principalmente del organista, él o ella y en particular de su elección del repertorio. El organista, puede decir, se hace frente con "la disyuntiva de la elección".